“YO SOY M脥A”

platja del trabucador

 

A mis 5 a帽os, en un arrebato de amor propio me rebel茅 contra la autoridad familiar, mi madre. Harta de tanta imposici贸n de la que la 煤nica destinataria era una servidora, decid铆 que de esa manera no se pod铆a vivir. Me enfrent茅 a ella alegando que en esa casa todos me mandaban y que me negaba a estar en esas condiciones.

Ella, conocedora de todos mis miedos en forma de oscuridad y de 聽peque帽os insectos escondidos en los rincones de las paredes de mi habitaci贸n聽 que solamente yo era capaz de ver, abri贸 la puerta mostr谩ndome toda la negrura de una calle de noche, fr铆a y desierta, y me invit贸 a abandonar tal sufrimiento.
Por sorpresa para ella, part铆 con lo puesto. Tal situaci贸n insostenible no pod铆a alargarse el tiempo de hacer la maleta.

Mi aventura finaliz贸 antes de llegar a cruzar la primera calle. Mi se帽ora madre, con su gran don de 鈥渄ar la vuelta a la tortilla鈥, me perdon贸 tal desfachatez y me acept贸 nuevamente en el hogar. No recuerdo c贸mo me convenci贸 pero desde ese d铆a establec铆 mi mantra 鈥測o soy m铆a鈥.

Capas

Foto Erik Witsoe

La vida y sus capas.
Llenamos las cosas de capas. Capas de pintura para tapar una mala elecci贸n en el color de la pared. Tippex, parches, impermeables. Fundas para regalar unos a帽os m谩s a nuestro viejo sof谩. Forros para libros y fundas protectoras para nuestros gadgets.
Y de la misma manera tambi茅n nosotros nos llenamos de capas. Chaquetas, abrigos. Filtros a nuestro car谩cter para esconder nuestros defectos y fundas a nuestra vulnerabilidad para evitar que nos lastimen.
Capas buenas y capas malas. Algunas para ocultar y otras para cuidar.

Oto帽o es la estaci贸n de las capas. Unas que llegan y otras que se van.
Llegan la manga larga y los jers茅is para cubrir la piel tostada que hemos estado mostrando todo el verano.
Y a la vez, al igual que las hojas de los 谩rboles, algunas de nuestras capas tambi茅n van cayendo. Esas que el verano, con sus vacaciones, sus festivales,聽 sus risas, conciertos y diversi贸n, ha utilizado para tapar nuestra rutina, nuestros problemas, la insatisfacci贸n, las dudas o la apat铆a.

Nunca he llevado bien la llegada del oto帽o, los d铆as tan cortos, las calles vac铆as, los … Leer más

Gotas de lluvia

Llueve y el aroma del caf茅 invade toda la casa.

Nada de c谩psulas. Caf茅 de cafetera italiana. Placeres as铆 necesitan un ritual. Ese olor y sonido que van saliendo con timidez hasta llegar al cl铆max inundando nuestros sentidos. Con lentitud.
El primer recuerdo que tengo del aroma del caf茅 va unido al olor a tabaco. Los s谩bados, de ni帽a, la mezcla de los dos eran mi despertador. Me avisaban de la vuelta a casa de mi madre con nuestros croissants.
Qu茅 curiosa es la memoria. Mi madre, que solo fum贸 unos a帽os y este era el 煤nico cigarro que se fumaba en casa, y yo con ese recuerdo tan presente. Caf茅 es casa.

Despu茅s del desayuno he vuelto a tumbarme en la cama para empezar a escribir de nuevo. Tengo a una de mis gatas pegadita a mi. Cuando estoy en casa y hace fr铆o no me deja sola. La otra seguramente estar谩 encima de la nevera, desde ayer que casi no la veo. Qu茅 personalidad tan diferente tienen entre ellas y, a la vez, tan como yo las dos.

Hace dos d铆as que no sale el sol. Desde … Leer más

Living apart together

” Rom谩ntico: del fr.聽romantique. … 3. adj. Sentimental, generoso y so帽ador.” R.A.E.

Antes de empezar a escribir este post, y en vistas de que alguno va a tacharme de poco (o nada) rom谩ntica, quer铆a asegurarme de cu谩les son los atributos, seg煤n la RAE, de las personas rom谩nticas. Y visto que cumplo los tres, podemos decir que lo que sigue no es consecuencia de mi falta de romanticismo sino de mi (puede que) exceso de practicidad.

“Practicidad: 1.f. Cualidad de pr谩ctico (que piensa o act煤a ajust谩ndose a la realidad).” R.A.E.

relaciones 2.0

Siempre que leo la frase聽Living apart together pienso en Woody Allen y M铆a Farrow separados por unas preciosas vistas de Central Park. No s茅 si fueron ellos los que inventaron el concepto y a la vista est谩 su resultado, pero en mi mente las dos im谩genes est谩n unidas y seguramente por eso creo que esta manera de vivir tiene cierto aire de ego铆smo y de falta de compromiso; porque me imagino a Woody (dejadme tutearlo) tocando tranquilamente el clarinete en su 谩tico del Upper East Side mientras Mia se pelea con zapatos por el suelo, discusiones infantiles y paellas … Leer más

Las Malas Personas

Mi padre se r铆e de m铆 cuando me sale la vena punky. Dice que yo, que leo tanto sobre crecimiento personal y el聽karma, deber铆a saber mejor que otros que la mala leche solo trae mala leche. Y cuando me dice esto me聽jode fastidia un mont贸n.
Ahora solo me va a entender el g茅nero femenino, pero viene a ser lo mismo que cuando te enfadas聽con raz贸n y alg煤n hombre te dice聽“驴qu茅 te pasa?驴tienes la regla?” Y si, tienes la regla. Pero tambi茅n tienes raz贸n.

Odio (si, es una palabra muy fuerte) a las malas personas. No las puedo soportar. Sacan la poca rabia que hay en m铆 hasta el punto que si me mordiese la lengua me morir铆a con mi propio veneno producido por la reacci贸n que me genera tratarlas.
Aunque no lo parezca, esto es algo muy bueno porque significa que no hay malas personas en mi vida, sino estar铆a acostumbrada a tratarlas y no. Y tambi茅n que es algo que divierte a mi padre, que no entiende que me enfade tanto.

Pero alguna vez tienes la mala suerte de que alguna se cruce en … Leer más