• Thoughts

    Maneras de amar

    Nunca me he sentido tan colmada de sorpresas, de detalles, de regalos, como en esa Ă©poca. Con Ă©l. Una cree que es lo normal, la ilusiĂłn del principio que despuĂ©s baja como el soufflĂ©. Pero no. La consistencia se mantenĂ­a en el tiempo. 

    Y quĂ© bonito que piensen en ti, que se acuerden de ese libro concreto del que hablaste una sola vez, que te llenen de flores y busquen provocar siempre una sonrisa porque sĂ­. 

    Pero la vida va y viene, y no se detiene, qué se yoooo (perdón, sigo). En las maduras esto es ideal, pero en las duras, no. En una mala época laboral, al terminar días horrorosos me encontraba una casa vacía con un post-it y mi postre favorito. Y cuando, estando con alguna amiga, la queja se me escapaba por la boca, me decían: “al menos tienes el postre”. Y yo no entendía como un postre, aunque fuera mi favorito, podía llenar tal necesidad de compañía en un mal momento.

    Hace algunos dĂ­as leĂ­ que cada uno de nosotros da y recibe amor de una determinada manera. Que ese dar y recibir a veces coinciden, … Leer más

  • Other Stories

    De heroĂ­nas…

    Lo mĂ­o con el derecho no era vocacional. He pisado la Audiencia Provincial de Barcelona una sola vez, pero te aseguro que no fue un martes cualquiera.

    Poco sabíamos nosotras, al engullir aquél rápido desayuno, que la invitación de nuestra profesora a uno de sus juicios tendría tal jugosidad. Durante ese día, desfilarían por la sala de lo penal los testigos implicados en el desmantelamiento de una red de tráfico de drogas gracias al chivatazo de la pareja de uno de los acusados. Ni en la tele encontrarás más salseo del que se atisbaba en esa sala.

    Dedicamos todo el santo día a escuchar un sinfín de hombres uniformados relatando cómo se llevó a cabo tal operación. Ni comimos, esperando la aparición estelar de nuestra heroína. ¿A quién le importa un menú barato cuando estás a punto de conocer a la mujer causante de tal alboroto?

    Hace poco escuchĂ© que a la mente le cuesta mucho tolerar el vacĂ­o. Necesitamos llenar la incertidumbre para sentirnos seguros. Y dependerá de nuestras creencias e inseguridades quĂ© pensamientos acaben ocupando esos huecos desconocidos: por quĂ© no nos han devuelto la llamada, quĂ© le … Leer más

  • Thoughts

    HipĂłtesis de Sapir-Whorf

    Cuenta Maggie O’Farrell en su libro “I am, I am, I am” que pasó un año de su vida postrada en una cama de hospital como consecuencia de una grave enfermedad. Durante ese tiempo, pensó que se moría. Y lo pensó porque lo decían. A ella no, por supuesto. Todavía era una niña. Pero lo decían por los pasillos y lo disimulaban mal.

    Durante ese tiempo, aprendiĂł a leer los cuerpos. No solo las expresiones faciales; el cuerpo entero. La postura, la musculatura, la forma de respirar, de moverse…
    Seguramente por eso describe de una manera tan perfecta y natural cĂłmo las emociones fluyen a travĂ©s de los cuerpos de los personajes de sus novelas. Aunque para ella puede que eso sea secundario. 
    Leer los cuerpos de esa manera tan precisa la salvĂł de un depredador sexual y de un atracador en medio de la selva. Lo cuenta en el mismo libro (muy recomendable). 
    Y es que el cuerpo tiene su propio lenguaje.

    El argumento de la pelĂ­cula “La Llegada”, de Denis Villeneuve, parte de la hipĂłtesis filolĂłgica de Sapir-Whorf. SegĂşn esta teorĂ­a algo controvertida, el lenguaje determina … Leer más

  • Thoughts

    El sĂ­ndrome de la rana hervida

    Hace unos días leí un hilo en Twitter sobre las “red flags”; esas alarmas, detalles o avisos que nos indican que con esa persona o en esa relación, no. Que por ahí no es. Mal.

    Algunas eran cuestiĂłn de gustos: no dejar propina, que no le gusten los animales, que fume. 

    Otras, en cambio, eran autĂ©nticos comportamientos tĂłxicos que, por su levedad, solemos pasar por alto o incluso esconder entre las demás “buenas” acciones, como hacĂ­amos con las verduras en el comedor escolar. Dejar tu mensaje en leĂ­do durante un par de dĂ­as de manera habitual -estará liadx-, pequeñas mentiras sin importancia -se habrá distraĂ­do- o ignorarte en redes sociales. Esa luz de gas que te dice que, quĂ© va importar no recibir los likes de manera sistemática de tu amigo/pareja/lo que sea. 

    ¡Por favor, si solo son redes sociales! ÂżVoy a ser tan superficial como para que me importe un like? 

    Pero (te) importa. Y seguramente prefieras 100 likes a 500 si entre ellos faltan estos. Y si te da igual, genial. Pero si no, no te castigues. Porque un like puede parecer una banalidad, pero es solo la … Leer más

  • Thoughts

    Cuidado al pulir

    Instagram me recuerda que hoy hace un año de la Ăşltima obra de teatro que fui a ver. La foto es muy regulera pero se me ve feliz. 

    Un año sin teatro y sin mis amigos teatreos (con sus cenas, con sus risas, con sus cosas…). Casi un año sin mar. Sin viajes, sin cine (es lo que tiene el confinamiento municipal). Y no es que me falten abrazos, es que llevo más de un año sin ver a personas importantes. Un año un poco de “qui dia passa, any empeny”. De ir tirando, de “da igual”.

    Qué sí… qué cambios y oportunidades, que resiliencia y sostener. Que si hay salud “date con un canto en los dientes”. Pero es que a veces tengo tantas ganas de todo que no me caben en el cuerpo, y otras me siento tan vacía que oigo el retumbar de mis latidos.

    Hace un par de veranos, en lo que -asumidĂ­simo está- era otra vida, hice un curso de cerámica en torno de alfarero. Relajante a más no poder. 

    Para los que no conozcáis el procedimiento, la pieza se hace en dos veces. En … Leer más