«Aguas abiertas», Caleb Azumah Nelson

“¿Cómo se quita uno el deseo de encima? Darle voz es sembrar una semilla, sabiendo que, de alguna forma y a pesar de todo, terminará brotando. Es reconocer y someterse a algo que está más allá de los límites de tu comprensión”

Esta deliciosa novela escrita en segunda persona narra una historia de amor entre dos jóvenes afrodescendientes nacidos en Inglaterra. Ella, bailarina; él fotógrafo. 

Paseando por las calles de Londres, entre música y arte, vamos viendo cómo poco a poco va floreciendo un amor que cuesta. Porque hay amores que viven hacia dentro. Que se insinúan, se susurran, pero no se dicen. Y todo lo que callamos se va haciendo una bola dentro. “Sabes que el amor es nadar y ahogarse al mismo tiempo”.

Pero Aguas abiertas no es solo amor. Es un viaje al interior del ser humano. Un ser humano que se abre en canal y permite que nos adentremos en su abismo para ver el peso de la soledad y del miedo. De saberse en todo momento parte de los otros, la no pertenencia, la falta de lugar, la pérdida. 

Todas aquellas veces que no sabes qué te pasa, que te cuesta encontrar las palabras…, las tiene Caleb Azumah Nelson. Exactas, con matices. Con una profunda inteligencia emocional y desde una prosa poética, delicada, a veces lenta y otras a ritmo de jazz te muestra todos los recovecos de su alma. 

Porque ya lo dice él: “Siempre creíste que te ahogarías si abrías la boca en aguas abiertas, pero que, si no la abrías, te asfixiarías. Así que aquí estás, ahogándote.

Todas las referencias musicales de este libro -que no son pocas- las encontrarás en una lista de Spotify.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.