Hasta la vista… o no.

Louise y yo nos preguntamos si queda alguien por ahí…

Amo París, los croissants, el paté de foie y los crêpes. Puede que por eso sea tan típico en mí irme a la francesa…

Pero Louise me ha dicho que no. Que mal. Que la gente no se va sin despedirse.

Y aquí me tienes, escribiendo cuatro líneas para decirte que el viaje de este blog ha llegado a su fin.

Han sido 11 años con sus idas y sus venidas. A ratos, terapia, y a ratos, dejar salir mi creatividad. Temporadas de muchos libros, temporadas de muchas emociones y … Leer más

Todo lo que no puedo decir, Emilie Pine

Por suerte, ahora la crianza es muy diferente. A las generaciones anteriores se nos invalidaron muchas emociones.

El miedo, pero sobre todo la tristeza, eran “cosas” para débiles. No se nos permitía llorar porque teníamos que ser valientes. Te caes, pues te levantas. Te enfadas; te desenfadas.

Sin querer, aprendimos que hay cosas que no se pueden decir. Se deben esconder para parecer fuertes. Cubrir un tupido velo y aquí no ha pasado nada. 

Y no hace falta comentar que todo lo que queda debajo tarde o temprano deberá ser tratado en terapia. 

Cuando existe mucho amor, en ocasiones no … Leer más

Los reyes de la casa, Delphine de Vigan

“Creían que el Gran Hermano se encarnaría en una potencia exterior, totalitaria, autoritaria, contra la cual habría que rebelarse. Pero Gran Hermano no había tenido ninguna necesidad de imponerse. El Gran Hermano había sido acogido con los brazos abiertos y el corazón ávido de likes, y cada cual había aceptado ser su propio verdugo. Las fronteras de lo íntimo se habían desplazado. Las redes sociales censuraban las imágenes de tetas y culos. Pero a cambio de un clic, de un corazón, de un pulgar levantado exponíamos a nuestros hijos, a nuestra familia, contábamos nuestra vida. Cada cual se había convertido … Leer más

Las cosas que perdimos en el fuego, Mariana Enriquez

¿Cuántas veces has escuchado la historia de la niña de la curva?

¿Y la de aquel chico que sale de fiesta, conoce a alguien con quien se va a un hotel para despertarse al día siguiente, metido en la bañera y sin un riñón?

Más allá de fantasmas y vampiros, si algo puede dar terror de verdad es esa posibilidad. ¿Hasta dónde puede llegar la maldad humana? ¿Y mi mente?

¿Me podría pasar a mí? ¿Irme de fiesta y despertarme sin un riñón?

Por lo pronto ya puedo terminar en el hospital por culpa de un pinchazo…

Mariana Enriquez juega … Leer más