Y Waynabox me llevó a… ¡Milán!

Il Duomo di Milano

Il Duomo di Milano

De naranja o de limón, de Cola-Cao o de Nesquick…
Aunque nos guste todo, siempre somos de una opción. Yo soy de dar sorpresas. Me gusta pensar en lo que va a gustar a la otra persona. Me gusta la sensación de saber que estoy maquinando algo y que el otro lo ignora totalmente. Cuando se acerca el momento me impaciento y los minutos se me hacen horas hasta que no se desvela la sorpresa. Y sí, confieso que después soy de las pesadas insistentes en saber si  “¿te ha gustado?… ¿si?…  ¿seguro?… no hacías cara de que te hubiese gustado muy mucho, eh…”. Pero, y no sé si es porque normalmente no me pasa, recibir sorpresas también es un puntazo.

Me hablaron de Waynabox a mediados del año pasado, pero hasta ahora no había tenido la oportunidad de probar. Fin de semana de desconexión, 150 euros vuelo y hotel incluidos, destino sorpresa… ¿y por qué no? Mi única duda era que al tener 100% de disponibilidad horaria tanto en ida como en vuelta, si los vuelos eran viernes tarde y domingo mañana, la escapada se … Leer más

Tengo ganas de París

Paris

Érase una vez un tío muy alfa y una servidora tenían una especie de relación, aunque la comunicación no era su fuerte (como en todos los casos en los que las “especie de relaciones” no llegan a nada). El señor Alfa tenía la costumbre de publicar en Twitter mensajes en código o canciones concretas de manera más o menos habitual. Servidora tenía la costumbre de interpretarlo todo en base a su especie de relación. Nada hay más vanidoso que creer que están hablando de uno, pero es que a veces coincide todo tanto que pondrías la mano en el fuego de que sí. Incluso diré más. En mi caso, como mínimo la mitad de las veces (sobre todo las negativas) continuo pensando que hablaban de la situación.

Todo ese estrés psicológico que me producía la incertidumbre de saber si me estaban dedicando un mierda-mensaje o no, me produjo una especie de alergia a los mensajes codificados a través de las redes sociales. Desde ese momento me hice opositora total a este tipo de comunicación que no lleva a nada positivo  por varias razones:
Dado la inmediatez de las redes sociales … Leer más

Mi querida Barcelona

Flying

Me gusta viajar. No se si es por cambiar un poco de rutina o por los desayunos en los hoteles. No hay muchas cosas que me gusten tanto como un desayuno de hotel.
Os podría decir que me gusta viajar para descubrir diferentes culturas, pero mentiría. Para descubrir diferentes culturas hace falta irte muy lejos o simplemente cruzar la esquina e, incluso así, me gusta viajar.
Os podría decir que me gusta viajar para descubrir sitios nuevos pero volvería a mentir, me pasaría la vida hiendo a París o Nueva York.

Me gusta viajar. Me gusta desplazarme. Me gustan los hoteles. Me gusta cenar fuera cada noche y poder hacer fotos sin ton ni son sin tener que decir “lo siento, esta es la última, lo prometo”.

En un mundo globalizado viajar ya no significa lo mismo. Con McDonalds podemos comer en casi cualquier parte del planeta el mismo menú. (En Barcelona no suelo ir, pero os puedo asegurar que un McPollo sabe igual en Venecia que en Londres). Y la comodidad y el sabor del desayuno siempre será el mismo en el Starbucks (conozco los de medio … Leer más

Señores que…

Señoras que piensan que un iMac es una hamburguesa, Señoras que van por el medio de la acera y no se dejan adelantar fácilmente, Señoras que dicen en las noticias que su vecino siempre saludaba… Facebook está lleno de grupos de este tipo.
Aunque los grupos no tengan tanta gracia, también existen los Señores que… Hoy hablaremos de los Señores que no se enteran de nada.

puesta de sol en Sitges

Hace unas semanas tuve la suerte de compartir momentos de felicidad con una pareja que se casaba. En la fiesta, estaba poniéndome al día con Eli cuando se acercó un señor que fue su profesor de la Universidad. Después de estar los tres hablando cerca de veinte minutos, se acercó una señora y pasó su brazo entre nosotras dos para coger la copa de cava de nuestro nuevo amigo. La rellenó y se la devolvió diciéndole “toma y bebe, que tanto hablar te estás quedando seco”. El señor cogió la copa con una sonrisa y siguió hablando unos veinte minutos más, para despedirse luego con un “ha sido un placer, pero mejor que me vaya ya o mi amiga me hará Leer más

Pinterest existe

Santa Barbara

Tengo fama de ser una adicta a Instagram. Siempre estoy con el móvil en la mano haciendo mil fotos de todo, a la mínima que puedo estoy consultando el feed (de eso estoy desintoxicándome poco a poco), cuando pierdo el tren aprovecho para editar imágenes… Pero si queréis que os confiese algo, lo que de verdad me engancha es Pinterest. Yo a Pinterest sé cuando entro pero no cuando voy a terminar saliendo. Puedo estar horas entre pasteles, objetos decorativos que enamoran, fiestas que nunca te querrías perder, combinando taconazos con maxi abrigos…

Siempre he pensado que Pinterest era una mezcla entre Alícia en el País de las Maravillas y Disney. Allí todo es irreal y perfecto. Solo con mirar una taza de café ya te llega su aroma. Es un mundo donde solo hay cosas infinitamente bonitas y frases de las que te hacen pensar que la vida es muy fácil. ¿Y para qué sirve? Pues no sé… de inspiración… para soñar

Yo tengo diferentes pizarras…

A ver, para quien todavía no sepa de lo que estoy hablando… Pinterest para Dummies:

1. No entréis. Todavía … Leer más