Malos consejos

Hace poco di uno de los peores consejos que se pueden dar: aquellos que no se piden. Creo que hay una frase inspiracional/motivacional que habla sobre este tema; pero por lo que vi, ni sé quien la dijo ni la recuerdo muy bien.

Allí estaba yo, en medio de una agradable comida, cuando, después de un comentario que me sorprendió un poco, me calcé las botas de Robin Hood y decidí (en un maldito momento) que tenía que ir al rescate del más débil que, dicho sea de paso, era la otra parte.

Puede que sea porque soy muy mía y nunca me ha gustado que me digan lo que tengo que hacer, pero me pone nerviosa las personas que quieren condicionar actos de los demás por miedos propios. Cuando te relacionas con personas buenas lo normal es que hagan buenos actos, y que los intentemos evitar porque empiezan a salir nuestros fantasmas y nuestros demonios me parece incongruente. Sé que es difícil confiar cuando llegas con un corazón lleno de moratones, pero me entristece que queramos evitar que la otra persona actúe de la manera que lo haría como … Leer más

El maldito efecto mariposa

nonamirona

El Efecto Mariposa, la Caja de Pandora, la Teoría del Caos, el efecto bola de nieve… son conceptos que siempre me han asustado y maravillado a partes iguales. ¿Cómo puede ser que algo pequeño (incluso a veces minúsculo) pueda llegar a producir tal caos?

Me asusta porque me siento cómoda teniendo las cosas controladas. Tengo mis desórdenes muy ordenados; estudio actos con sus posibles efectos, contemplo todas las variables, analizo situaciones con  resultados… y todo eso, a mi ritmo.
Y me maravilla supongo que por lo mismo. Al perder el control de la situación tienes que pensar y actuar a la vez, y el chute de adrenalina te hace sentir algo diferente. Por estadística, la mitad de las veces va a terminar mal, pero incluso así, puedes sentirte orgulloso de una buena reacción. Puede que a veces fueran cosas que ya tenían que pasar, solo que se han adelantado.

Lo que ya no me gusta tanto es cuando el inicio de tal erupción de efectos y consecuencias no viene de los actos de uno mismo. Acepto inventos, descuidos, cagadas e actos inconscientes siempre que salgan de mí. Bueno, creo que … Leer más

Esas pequeñas cosas…

terraza secreta

Y, todavía no sé cómo, dejé de ser un poco yo. Me di cuenta así, sin más, en el mismo momento que salía por mi boca “ya no me gustan tanto las cosas bonitas”.

A ver, entendedme. Las cosas bonitas me gustan mucho, de siempre. Soy carne de cañón de los cada vez más famosos concept store, soy target declarada de esos objetos que tienden a ser más bonitos que útiles y algunos de vosotros mejor que no sepáis lo que he llegado a pagar por una vela perfumada.
Con esta pequeña descripción no costará adivinar que lleve tiempo confeccionando un listado de todos los locales gastronómicos (que cutre llamarles bar) a los que se debería ir como mínimo una vez en la vida sí o sí. Y no estoy hablando de esos con productos típicos, con comida de diez o de estrella Michelín… en definitiva, a los que SÍ se debería ir. Hablo de los que tienen bicis colgadas en paredes de obra vista, con mesas  para compartir larguísimas de madera, sillas de hierro pintadas de colores y productos healthy, orgánicos, green y demás. Esos mismos en los … Leer más

Hola, me llamo Marta y a veces no estoy disponible.

cafe buho

Hace tiempo que tengo en mente hablaros de algo, pero siempre acabo postergándolo por eso de “¿cuántas personas se van a sentir aludidas?, ¿se molestarán? En fin… déjalo ir…” Pero justo hace una semana llegó la gota que colmó el vaso, o sea que aquí me tenéis, de lleno en el asunto. Y, aunque parezca que vaya un poco directa a la yugular, intentaré que sea lo más constructivo posible. Puede ser que alguien se sienta como yo y me comprenda, y también puede ser que alguien necesite otra visión para darse cuenta de que se puede tomar las cosas con más calma. En cualquier caso, mi intención es que se saque algo positivo de todo.

¿Y qué pasó? Pues hace una semana perdí un amigo (de esos del Facebook, no sufráis) dos horas después de no contestar este mensaje privado

mensaje que podría ser de un niño de 5 años

Me apasiona la comunicación de cualquier tipo y me dedico a la comunicación online, hecho que hace que me pase gran parte del día conectada al Facebook. Trabajando. Hay gente que me dice que me desconecte del chat y así no tendré que dar explicaciones de mi poca disponibilidad … Leer más

Y Waynabox me llevó a… ¡Milán!

Il Duomo di Milano

Il Duomo di Milano

De naranja o de limón, de Cola-Cao o de Nesquick…
Aunque nos guste todo, siempre somos de una opción. Yo soy de dar sorpresas. Me gusta pensar en lo que va a gustar a la otra persona. Me gusta la sensación de saber que estoy maquinando algo y que el otro lo ignora totalmente. Cuando se acerca el momento me impaciento y los minutos se me hacen horas hasta que no se desvela la sorpresa. Y sí, confieso que después soy de las pesadas insistentes en saber si  “¿te ha gustado?… ¿si?…  ¿seguro?… no hacías cara de que te hubiese gustado muy mucho, eh…”. Pero, y no sé si es porque normalmente no me pasa, recibir sorpresas también es un puntazo.

Me hablaron de Waynabox a mediados del año pasado, pero hasta ahora no había tenido la oportunidad de probar. Fin de semana de desconexión, 150 euros vuelo y hotel incluidos, destino sorpresa… ¿y por qué no? Mi única duda era que al tener 100% de disponibilidad horaria tanto en ida como en vuelta, si los vuelos eran viernes tarde y domingo mañana, la escapada se … Leer más