Estos son mis placeres, ¿y los tuyos?

desayuno, croisant
desayuno, croisant

Dicen que la Felicidad no es un destino sino disfrutar del camino. Y si, lo dicen mucho, sobre todo ahora que las frases inspiracionales son un must de cualquier perfil que se precie en cualquier red social. Pero lo que no sé es si también lo pensamos o si, al menos, lo practicamos.

Pensamos en lo que haremos cuando llegue Navidad, o en las vacaciones de Semana Santa. Queremos la primavera y, cuando por fin llega, ya estamos pidiendo el verano. Pensamos en lo que haremos en agosto. Esperamos ansiosos el fin de semana. Parece que todo lo … Leer más

¿ A qué huelen las nubes?

nubes

Soy un imán para las anécdotas curiosas. La vida me las trae para que no me aburra nunca y tenga siempre algo que contar. Me gusta pensar que a todos nos pasa más o menos lo mismo y la cosa está equilibrada. Y si no es así y a mi me pasa mi parte y parte de la vuestra os pido perdón, porque esto es la pimienta de los días sin sabor.

El otro día fui con prisas (típico en mi) a comprar al supermercado. Me esperaban para cenar y paré a comprar helado y leche. Pensé que serían dos … Leer más

Cuando las cosas no son lo que parecen

Ligar es un arte. El arte de la seducción.
Hay hombres que lo podrían considerar su profesión.

Ligar es un arte. El arte de la seducción.
Hay mujeres que saben exactamente que hacer o decir, o más bien que no hacer y no decir, para mantener la intriga.

Ligar es como jugar al ajedrez. Movimientos estudiados con un propósito claro, derrocar al oponente. Cuanto más sepas menos movimientos necesitarás para vencer a tu rival. Puedes ir de frente utilizando un peón, o rizar el rizo con la reina (en mi opinión es cuando se disfruta más). Y dependiendo de tu … Leer más

Cuando menos te lo esperas

mammoth lakes, USA, lago, california
mammoth lakes, USA, lago, california

Hace algunos días salí a correr por placer, sin entreno. Es una de mis maneras más eficaces para desconectar de todo y centrarme en el aquí y el ahora. El verde de los prados, la brisa en la cara, el sol acariciándote la piel, sentir tu cuerpo, que te cansas… en definitiva que estás vivo. Y como el placer pide más placer se me metió en la cabeza comer unos calamares a la romana en una terracita cerca de la playa.
Lo malo de las expectativas es que cuanto más elevadas son más cuesta de … Leer más