La motivación mueve mares, o estiliza piernas.

#Yoconfieso que soy marquista. No de todo. La ropa, por ejemplo, por marca que tenga casi siempre termina valiendo más que su calidad, y las tendencias son tan efímeras que poco sale a cuenta ser marquista de ropa. Para algunos caprichos y ya, y si puede ser de fondo de armario mejor.

Yo soy una marquista de las raras, de las de la comida, los cosméticos y los tratamientos faciales y parecidos. Y como marquista que soy, a mi no me corta el pelo cualquiera.  Y os preguntaréis como debo tener el pelo para no fiarme de cualquiera. Pues de … Leer más

Once


Quien me conoce bien sabe que estoy en lucha constante contra las películas románticas de los 90 porque creo que han hecho un flaco favor a la población femenina de mi generación.

A una edad demasiado prematura para darte cuenta que no es oro todo lo que reluce, te venden todo tipo de historias de amor imposible con finales felices. Príncipes encantadores que te sacan de la miseria y te llenan la vida de amor y de lujo, como en Pretty woman; amores epistolares 2.0 que te devuelven las ganas de amar y te cambian todos los valores, como … Leer más

Lo que dicen por ahí que debemos hacer antes de una Media Maratón

Mitja marato Bcn 2013

Esta es mi segunda vez, siempre en Barcelona. La primera la cogí con ilusión, esta segunda la estoy cogiendo con miedo. El año pasado llevaba los deberes bien hechos y esto da mucha confianza. Este año físicamente llego peor o sea que tengo cinco días completos para lo mejor que puedo hacer: coger confianza.

Nunca he apuntado maneras como deportista. Lo mío con el deporte es por placer. Practico los que me gustan y a mi manera, por libre. Pero como siempre he sido hermana de, prima de, amiga de (eso por mil), y pareja de… (si, me encanta … Leer más

El año que nada podía

San Francisco

Poca gente conozco a quien le haya gustado este año. Dicen que es por el 13, amigo de nadie. A diez minutos de matarlo una comensal de la mesa de fin de año intentaba explicarle, sin demasiado éxito, a un bombón de dos años que tocaba comerse las uvas ya porque no aguantaba tanta amargura. Y sé de otro bombón que ya quería darle carpetazo a mediados de septiembre.

Hay una sensacion generalizada de que ha sido el año del no puedo más, el año del nos toman el pelo, el año del esto no hay quien Leer más