Make it count

No soy muy de frases bonitas estilo Mr Wonderful en las que te pintan la vida de color de rosa porque a veces es gris, o verde, o azul. Los días son como son, algunos aburridos, a veces malos y pocas veces muy malos. A lo mejor hay días que no saldrías de la cama. Conozco a una persona que se metía en la cama a las ocho de la tarde cuando el día le iba tan mal que creía que no lo podía remontar.
Cuando uno de esos días te encuentras con una “frase bonita” piensas si ya… eso… (que sería la alternativa pacífica a estampar la taza contra la pared). Y si, a veces la frase es tan tópica que solamente encajaría en la vida de un budista o de alguna fresita, pero tiene parte de razón.

Un mal día que me quejaba por tonterías alguien cogió un calendario, rompió la hoja del día y me dijo no sé cuantos días de vida te quedan pero, te queden los que te queden, te queda uno menos que has perdido tontamente quejándote.
La vida no son horas, o días. … Leer más