¿Las palabras se las lleva el viento?

Bar But

Hace ya algunos días prometí a un señor con barba poner por escrito nuestras disertaciones sobre las relaciones en general y el comportamiento masculino en particular. Y ya iba siendo hora de cumplir mi promesa…

Creo que a la hora de informarse ( y muchas veces también en general ) aplicar los 360º es la mejor manera para poder entender las cosas y poder formar tu propia opinión. ¿Cómo vas a saber como funciona algo si sólo tienes en cuenta tu perspectiva?
Seguramente por eso me gusta hablar de relaciones con mis amigos hombres. Hombres-hombres. Los del cromosoma Y muy marcado. Los que no acaban de entender las indirectas femeninas y que no verían llegar a una auténtica loba ni que llevase los warnings puestos. En definitiva, los que están justo a 180º de mi.
Últimamente he tenido la suerte de compartir momentos y conocimientos con uno de ellos y, entre risas y cervezas, (vale, y sushi, y gins…) aprendimos algunas cosas interesantes. Ahí van:

De toda la vida de Dios que al género femenino se nos ha enseñado que lo importante son los actos, no las palabras. Incluso yo … Leer más

Cosas rotas

La Toscana

La persiana de mi habitación está rota. Se me rompió hace casi año y medio. No se baja, pero no me importa. Me gusta dormir con luz, seguramente por eso continúa así, sin arreglar. Pocas veces se arreglan las cosas si no se tiene prisa por tenerlas bien. ¿Para qué?

Es curioso como se borran los recuerdos cuando no nos interesan. Podríamos pensar que es por supervivencia, pero a veces sería más fácil sobrevivir guardando bien fresco ese recuerdo. Son esos juegos de nuestra mente que me tienen siempre fascinada.
Una lluviosa tarde de domingo de mediados de marzo se juntaron dos almas rotas en esa misma habitación. Con tristeza me pregunté como se podrían arreglar. Y poco tiempo después, con alegría, aparté ese recuerdo en el último cajón de mi memoria porque creía que ya no importaba.

Hace poco y sin previo aviso se me rompió la ilusión en mil pedazos. No me lo esperaba porque no tenía grietas, o eso pensaba yo. Quedaron todos los trozos desparramados por el suelo y me encontraron con pocas ganas de recogerlos. Y de todos los rincones (diría de la Nada, pero … Leer más

Finales

Formentera

“¿Qué hace esta en Tenerife?. ¿No había vuelto ya de vacaciones?”

Las redes sociales tienen eso, te unen a gente que puede no estar para nada unida a ti. Conoces sus vidas como si se trataran de celebrities, con la gran diferencia de que, al no ser perseguidas por los paparazzi, todo lo que ves y conoces es bonito y perfecto. La gente se levanta estupenda, tiene la piel bronceada todo el año y come siempre unos platazos riquísimos y sin engordar.
Y claro, entre tanta foto cuqui y tanto post interesante, siempre encuentras alguna persona a quien coges simpatía. La mía es imigrante, glamourosa, sin pelos en la lengua y escritora. Vivía en la Barceloneta con su pareja y una preciosa gata negra. Seguramente la escogí porque nunca he vivido fuera de mi país, callo algunas cosas que debería decir, tengo un blog que voy abandonando de vez en cuando,  y a los gatitos de mi vida los veo menos de lo que me gustaría. O sea,  porque cumple con mis carencias me inspira.

Pues si. Hoy, leyendo su blog, he visto que se ha ido a Tenerife. … Leer más

El eterno desamor

Quien me conoce sabe que siempre voy móvil en mano fotografiándolo todo. Me encanta. Soy una adicta Instagram.

Hay gente que sin ser fotógrafo son verdaderos artistas.
Es difícil no sacar una fotografía espectacular cuando un cielo impresionante te lo pone fácil. Sólo hace falta estar allí y alguna buena aplicación hará el resto. Pero hay gente que tiene un don para ver hacer las cosas bonitas; con un café amargo y medio trozo de pastel sobre un fondo blanco te transmiten en seguida placer y tranquilidad.
Yo soy muy de cielos y de soles, pero lo que de verdad me tiene robado el corazón son todas esas mesas llenas de cosas riquísimas, y todas esas sábanas con tazas de café,  calcetines, desayunos y libros.

La mitad de mi feed está llena de cosas bonitas y por eso me extrañó cuando, el otro día, una de mis ídolos inspiracionales colgó una frase de esas ñoñas y tristes sobre pasar página. No le dí importancia, yo también tengo momentos de debilidad (mis cuentas en las rrss pueden dar fe de ello y creo que este blog tampoco se queda corto…), pero … Leer más

La relatividad del tiempo

“Put your hand on a hot stove for a minute, and it seems like an hour. Sit with a pretty girl for an hour, and it seems like a minute. That’s relativity” 

Albert Einstein.

reloj

Es increíble como cambia la percepción del paso del tiempo en diferentes situaciones. Yo me doy cuenta sobretodo cuando me toca entrenar en series. Cuando tengo que correr 1km a tope me pasan unos 4 minutos y poco larguísimos, y los dos minutos de estar parada son los más cortos del día. En ese momento veo realmente lo largo y lo corto que un minuto puede llegar a ser.

 Y claro, pensaremos que esto es porque cuando estamos bien el tiempo pasa volando y cuando estamos mal dura una eternidad, pero no siempre es así. Siempre digo que los minutos pasados en Pinterest no duran igual (esto puede pasar con cualquier red social, pero a mi me pasa sobretodo con Pinterest), y realmente este tiempo, al menos para mi, no es un momento “bien pasado”, de hecho cuando me doy cuenta de la hora que es me entra sensación de que lo he perdido. ¿Os acordáis … Leer más