Aquellas cosas dichas y por decir…

 

Me gusta rodearme de personas creativas, las que le dan vueltas a las cosas, las que buscan soluciones, las que inventan, las valientes, las que comparten, las que te hacen pensar. Y disfruto mucho conversando con ellas.
El otro día un compañero me contó su nuevo proyecto de startup que (supongo que) pronto saldrá al mercado.

Parc de la Ciutadella

Es el ABC de los negocios que un producto o servicio tiene que cubrir una necesidad. (Ya se encarga el Marketing de crearnos esa necesidad). Lo que pretende satisfacer este proyecto en cuestión es “la necesidad de expresar sentimientos y emociones” y lo hará a través de una aplicación para el móvil. Y dirás… “pero esto se puede hacer con cualquier aplicación de mensajería…”. Si y no. Te explico:

Cuando este compañero fue padre se encontró con la necesidad de decirle a su hija todo lo que estaba sintiendo en ese momento. Ilusión, miedo, un amor incondicional… De ahí le salió la idea de crear una app que fuera una especie de diario donde le contaba a su hija sentimientos y vivencias compartidas (palabras, imágenes, vídeos) para que no se quedaran … Leer más

El Amor no entiende de lógica ni de razón.

 

Hoy os voy a confesar un secreto a voces: contra todo pronóstico soy muy fan de Starbucks. Digo contra todo pronóstico porque no soy muy amante del café, tengo cierta intolerancia a la lactosa y la repostería casera no se me da nada mal. Sé que una persona cafetera preferirá otro café, sé que sus cookies seguramente llevarán más azucar que las que hago en mi casa, y que los croissants puede que valgan más que los de la panadería que tienen al lado, pero me da igual. Me gusta ir a Starbucks. No busquéis la lógica, no tiene.
Yo no encuentro un Starbucks, yo lo busco. Y si estoy fuera de España más, y prometo que no es sólo por el wifi (que también). Starbucks ha logrado ser casa y allí nos sentimos bien siempre, en Barcelona, en San Francisco, en Nueva York, en Londres… En Roma no, porque en Italia no hay.

Los viernes antes de clase voy siempre a por mi chai latte (del Starbucks, por supuesto). Allí tengo la costumbre de hacer un check in con foto. Nunca pasa nada.
Este martes fui a una … Leer más