Capas

Foto Erik Witsoe

La vida y sus capas.
Llenamos las cosas de capas. Capas de pintura para tapar una mala elección en el color de la pared. Tippex, parches, impermeables. Fundas para regalar unos años más a nuestro viejo sofá. Forros para libros y fundas protectoras para nuestros gadgets.
Y de la misma manera también nosotros nos llenamos de capas. Chaquetas, abrigos. Filtros a nuestro carácter para esconder nuestros defectos y fundas a nuestra vulnerabilidad para evitar que nos lastimen.
Capas buenas y capas malas. Algunas para ocultar y otras para cuidar.

Otoño es la estación de las capas. Unas que llegan y otras que se van.
Llegan la manga larga y los jerséis para cubrir la piel tostada que hemos estado mostrando todo el verano.
Y a la vez, al igual que las hojas de los árboles, algunas de nuestras capas también van cayendo. Esas que el verano, con sus vacaciones, sus festivales,  sus risas, conciertos y diversión, ha utilizado para tapar nuestra rutina, nuestros problemas, la insatisfacción, las dudas o la apatía.

Nunca he llevado bien la llegada del otoño, los días tan cortos, las calles vacías, los … Leer más

Nunca hay un final para los helados

Nunca me ha gustado el otoño. Puede que por eso tampoco nunca me haya hecho especial ilusión mi cumpleaños, porque significa el final del verano. El final de las tardes infinitas, de caminar descalza por casa y de las mil excusas para no ir a dormir.
De los helados no; nunca hay un final para los helados.

helado

Y si, lo confieso. Me deprime el otoño.
No me gusta que las tardes pierdan la luz tan pronto, tener que salir de la cama cuando a fuera llueve a mares, ese tiempo que ni frío ni calor, ni que las calles siempre estén desiertas.

No me empiezo a recuperar hasta que no oigo los primeros villancicos, las calles se iluminan con las luces de Navidad y las aceras se empiezan a llenar de nuevo de gente consumista que se vuelve medio loca comprando regalos (me incluyo, me encantan los días de compras navideñas con mi hermana). Por suerte para mí, todo esto cada vez empieza antes.
Ya sé que en invierno las tardes continúan oscuras, que hace más frío y todavía da más pereza salir de la cama, pero, aunque pasen los … Leer más