• Other Stories

    De hero√≠nas…

    Lo mío con el derecho no era vocacional. He pisado la Audiencia Provincial de Barcelona una sola vez, pero te aseguro que no fue un martes cualquiera.

    Poco sabíamos nosotras, al engullir aquél rápido desayuno, que la invitación de nuestra profesora a uno de sus juicios tendría tal jugosidad. Durante ese día, desfilarían por la sala de lo penal los testigos implicados en el desmantelamiento de una red de tráfico de drogas gracias al chivatazo de la pareja de uno de los acusados. Ni en la tele encontrarás más salseo del que se atisbaba en esa sala.

    Dedicamos todo el santo d√≠a a escuchar un sinf√≠n de hombres uniformados relatando c√≥mo se llev√≥ a cabo tal operaci√≥n. Ni comimos, esperando la aparici√≥n estelar de nuestra hero√≠na. ¬ŅA qui√©n le importa un men√ļ barato cuando est√°s a punto de conocer a la mujer causante de tal alboroto?

    Hace poco escuch√© que a la mente le cuesta mucho tolerar el vac√≠o. Necesitamos llenar la incertidumbre para sentirnos seguros. Y depender√° de nuestras creencias e inseguridades qu√© pensamientos acaben ocupando esos huecos desconocidos: por qu√© no nos han devuelto la llamada, qu√© le … Leer más

  • Thoughts

    Uno también le pasa a los demás

    Aunque el primer autob√ļs sin conductor de Espa√Īa choc√≥ el d√≠a de su estreno, dicen que con los veh√≠culos aut√≥nomos no habr√° accidentes. Que estar√°n interconectados por inteligencia artificial y eso disminuir√° dr√°sticamente las posibilidades. Vaya, que no habr√°. Parar√° uno o el otro.

    Los humanos ponemos m√°s salsa a la vida: ¬Ņfrenar√°? ¬Ņme adelantar√°? ¬Ņhar√° el ceda?… Y no solo el otro‚Ķ¬Ņfrenar√°s en el √°mbar o te lo saltar√°s? porque todos sabemos que depende de la prisa que tengamos.

    Pero parece que lo que tenemos claro en la carretera lo olvidamos fuera de ella. Y es la existencia del otro como sujeto y no como mero objeto. Su inteligencia tambi√©n es humana, y a veces la caga -pero bien-, se enfada -sin raz√≥n- y su comportamiento no siempre es l√≥gico. 

    Nos venden tanto que, en relaciones, el otro es nuestro espejo que parece que en un conflicto lo empezamos a cosificar. Aceptamos -y a veces no- que en nosotros hay algo que debemos revisar, trabajar, validar. Pero en ese an√°lisis, el otro no est√°. Partimos de la premisa que su actitud es l√≥gica. Que no esconde miedos ni ego. … Leer más

  • Thoughts

    Dejó de ser

    Ayer alguien decidi√≥ dejar de estar. Dej√≥ de ser. 

    Decidió hacerlo en la vía de la R4 de la Renfe, en Montcada Bifurcació. Justo antes del tren que me devolvía a casa.

    Llevo a mis espaldas alguna que otra vuelta al mundo de la cantidad de kil√≥metros de v√≠as que he recorrido a lo largo de los a√Īos y este es un hecho, desgraciadamente, m√°s habitual de lo que deber√≠a. Y, por a√Īos que pasen, tengo la sensaci√≥n de que las reacciones siempre son las mismas. Y me duele.

    Ayer necesit√© casi cuatro horas para realizar un trayecto de 27 minutos. Termin√© cansada, mareada, con migra√Īa y tuve que posponer una cena programada para esa noche. No fue el mejor d√≠a de la semana.
    Para algunas personas será uno de los peores días de su vida.

    Alguien decidió que ya no podía más. Se cansó de luchar, de sentir demasiado o sentir poco, de oscuridad. Alguien se cansó de buscar una salida.

    Algunas personas estaban a punto de recibir una de las peores noticias que existen. ‚ÄúHa decidido irse‚ÄĚ. Una roca enorme que llenar√° su mochila con un ‚Äúaprende Leer más

  • Thoughts

    Falta de empatía

    En clase, la mayoría de alumnos teníamos un sentimiento entre respeto excesivo y miedo hacia nuestro profesor de ciencias sociales. Los pocos que sentían cierto agrado seguramente era por su parecido razonable con el actor Tom Selleck. Es imposible que Magnum caiga mal a nadie.

    De sus clases, de su trato, lo peor era el d√≠a de la entrega de ex√°menes. Segu√≠a siempre un ritual de entrega por llamamiento, ordenado por nota, de menos a m√°s (r√≠ete t√ļ de la LOPD). No hac√≠a falta ni levantarte de tu mesa para conocer las notas de TODOS tus compa√Īeros.
    Lo peor de todo era que, el examen con la nota m√°s baja, doblado por la mitad a modo de clip, serv√≠a para agrupar el resto de ex√°menes (“para que tenga algo de valor” creo que era el motivo que daba). La peor puntuaci√≥n se entregaba doblada, algo arrugada y humillada.

    Puede parecer una tonter√≠a, pero me gustar√≠a que no; que a primera vista ya nos di√©ramos cuenta del impacto que esto puede causar en ni√Ī@s que est√°n gestando su personalidad. Cu√°ntos miedos, problemas de autoestima y relacionales pueden derivar de actos … Leer más

  • Other Stories

    La selecci√≥n natural…

    Stories By Nona Mirona

    Pasé el verano del 94 haciendo un curso de mecanografía. No tuve opción.

    En mi época extraescolaril pude elegir un sinfín de opciones: danza jazz, piano, cocina, manualidades… Pero la mecanografía fue innegociable. Como el inglés, of course.

    Creo que nada me ha servido igual; ni aprender a rebozar los libritos de lomo. Soy una hacha, de verdad. Una aut√©ntica crack. Aunque tengo que revisar lo escrito, mis dedos vuelan. 
    A veces, cuando tomo conciencia de ello llamo a mi madre para agradecerle ese aburrid√≠simo curso en el que no hice ni un amigo. Fue imposible. Sin un horario fijo, nunca coincid√≠as con las mismas personas. Pero era igual. Te pasabas toda la hora enchufada a unos cascos que te repet√≠an una y otra vez el orden a seguir: ‚ÄúQAZ, WSX‚ÄĚ. Imposible socializar, de verdad.

    Supongo que para compensar mi destreza, soy mal√≠sima escribiendo desde el m√≥vil. Tan mal que me acaba invadiendo la desidia y claro, luego es peor. Si no puedo hacer notas de voz (o v√≠deos), mis aportaciones a las conversaciones acostumbran a ser un ‚Äújajaja‚ÄĚ, cuando no pongo uno de los √ļltimos emoticonos utilizados.

    El otro … Leer más