Propósitos y despropósitos

Tramonto a Firenze

Decidir llenar la nevera un 31 de diciembre no sé si es de muy valiente o de muy inconsciente… pero sí, aquí me tenéis a mi, a las 12:30 del mediodía haciendo cola en cada una de las tiendas de mi pueblo. Y entre cola y cola he pensado “déjate de ir al gimnasio o hacer dieta… el propósito que tienes que hacerte para el año que viene es no dejar el llenar la nevera para el último minuto”.

Todo esto de los propósitos es muy frustrante porque en el mejor de los casos nos duran un par de meses. Bueno, de aquí salió el Blue Monday el tercer lunes del año, porque la gran mayoría ya hemos desistido de más de la mitad de ellos.
Empezamos el año muy mal porque hacemos los excesos que los propósitos del día siguiente nos van a prohibir. Comemos más de la cuenta, bebemos, fumamos… total, mañana hacemos reset y seguimos bien. Pero si al final la mayoría se van a quedar por el camino es que algo falla. A lo mejor deberíamos hacer propósitos trimestrales y hacerles seguimiento, ver si son … Leer más