Y Waynabox me llevó a… ¡Milán!

Il Duomo di Milano

Il Duomo di Milano

De naranja o de limón, de Cola-Cao o de Nesquick…
Aunque nos guste todo, siempre somos de una opción. Yo soy de dar sorpresas. Me gusta pensar en lo que va a gustar a la otra persona. Me gusta la sensación de saber que estoy maquinando algo y que el otro lo ignora totalmente. Cuando se acerca el momento me impaciento y los minutos se me hacen horas hasta que no se desvela la sorpresa. Y sí, confieso que después soy de las pesadas insistentes en saber si  “¿te ha gustado?… ¿si?…  ¿seguro?… no hacías cara de que te hubiese gustado muy mucho, eh…”. Pero, y no sé si es porque normalmente no me pasa, recibir sorpresas también es un puntazo.

Me hablaron de Waynabox a mediados del año pasado, pero hasta ahora no había tenido la oportunidad de probar. Fin de semana de desconexión, 150 euros vuelo y hotel incluidos, destino sorpresa… ¿y por qué no? Mi única duda era que al tener 100% de disponibilidad horaria tanto en ida como en vuelta, si los vuelos eran viernes tarde y domingo mañana, la escapada se … Leer más

Behobia #sobrelamarcha

Donostia

Hace algunos años se puso de moda la expresión hacer las cosas #sobrelamarcha (hacerse, se han hecho toda la vida). Suena a verano, ratos libres, diversión… Pero también es desorganización, desubicación e incluso caos.
Para hacer las cosas sobre la marcha necesitas capacidad de adaptación, buena voluntad y paciencia absoluta. Si a eso le sumas personas como Dani y Toni tienes risas aseguradas.

Así es como el sábado, los tres mosqueteros empezamos nuestro #roadtobehobia sobre la marcha.

compañeros de viaje

Soy muy de rosas y de azules, pero no me costó nada acostumbrarme al verde. El País Vasco es espectacularmente bonito. Me ha faltado tiempo para disfrutarlo más, eso es uno de los pocos fallos que tiene hacer las cosas #sobrelamarcha. Eso y quedarte sin tiempo para el chuletón que quería Dani, mis mil fotos más de La Concha de día y de Toni… Toni es hiperactivo, tiene tiempo para todo.

san sebastian

Sobre la marcha también significa no planificar nada, casi quedarte sin cenar pasta por ir a tomar unas cañas, no recordar dónde has reservado mesa, ir a dormir tarde, perder el tren, equivocarte de estación, no gestionar la intendencia, … Leer más

Cuando menos te lo esperas

mammoth lakes, USA, lago, california

mammoth lakes, USA, lago, california

Hace algunos días salí a correr por placer, sin entreno. Es una de mis maneras más eficaces para desconectar de todo y centrarme en el aquí y el ahora. El verde de los prados, la brisa en la cara, el sol acariciándote la piel, sentir tu cuerpo, que te cansas… en definitiva que estás vivo. Y como el placer pide más placer se me metió en la cabeza comer unos calamares a la romana en una terracita cerca de la playa.
Lo malo de las expectativas es que cuanto más elevadas son más cuesta de satisfacerlas y más te decepcionas. Pocas veces esperas mucho y recibes más. La mente es poderosa y la imaginación todavía más, y cuando quieres muy mucho una cosa la idealizas hasta tal punto que al final terminas con un sentimiento de pues no había para tanto. Esto es lo que me pasó con los calamares, que después de tanto antojo decidí comérmelos para apaciguar el deseo. Pero claro, yo no vivo en el mar, y que fueran congelados y cambiar terracita por cocina empeoró un poco la imagen que tenía … Leer más