• Other Stories

    Demasiado

    La pizzer√≠a de mi barrio ya me ha confirmado que esta temporada no van a hacer su especial con higos porque dicen que no les sale a cuenta. Demasiado trabajo. De nada han servido mis alegatos sobre la subjetividad de tal adverbio. Para bien o para mal, y aunque a veces algo desequilibrada, la vida es una balanza y casi todo tiene un precio. Si hablamos de higos, lo tiene. Y yo estoy dispuest√≠sima a pagarlo. Pero ni as√≠. ‚ÄúDemasiado‚ÄĚ es muy relativo. A mi siempre me sobra queso en la pasta y tengo un amigo para el que nunca es suficiente. Vic me parece muy lejos pero ya me…

  • Other Stories

    “Yo soy m√≠a”

      A mis 5 a√Īos, en un arrebato de amor propio me rebel√© contra la autoridad familiar, mi madre. Harta de tanta imposici√≥n de la que la √ļnica destinataria era una servidora, decid√≠ que de esa manera no se pod√≠a vivir. Me enfrent√© a ella alegando que en esa casa todos me mandaban y que me negaba a estar en esas condiciones. Ella, conocedora de todos mis miedos en forma de oscuridad y de  peque√Īos insectos escondidos en los rincones de las paredes de mi habitaci√≥n  que solamente yo era capaz de ver, abri√≥ la puerta mostr√°ndome toda la negrura de una calle de noche, fr√≠a y desierta, y me…

  • Thoughts

    Capas

    Foto Erik Witsoe La vida y sus capas. Llenamos las cosas de capas. Capas de pintura para tapar una mala elecci√≥n en el color de la pared. Tippex, parches, impermeables. Fundas para regalar unos a√Īos m√°s a nuestro viejo sof√°. Forros para libros y fundas protectoras para nuestros gadgets. Y de la misma manera tambi√©n nosotros nos llenamos de capas. Chaquetas, abrigos. Filtros a nuestro car√°cter para esconder nuestros defectos y fundas a nuestra vulnerabilidad para evitar que nos lastimen. Capas buenas y capas malas. Algunas para ocultar y otras para cuidar. Oto√Īo es la estaci√≥n de las capas. Unas que llegan y otras que se van. Llegan la manga…

  • Thoughts

    Gotas de lluvia

    Llueve y el aroma del caf√© invade toda la casa. Nada de c√°psulas. Caf√© de cafetera italiana. Placeres as√≠ necesitan un ritual. Ese olor y sonido que van saliendo con timidez hasta llegar al cl√≠max inundando nuestros sentidos. Con lentitud. El primer recuerdo que tengo del aroma del caf√© va unido al olor a tabaco. Los s√°bados, de ni√Īa, la mezcla de los dos eran mi despertador. Me avisaban de la vuelta a casa de mi madre con nuestros croissants. Qu√© curiosa es la memoria. Mi madre, que solo fum√≥ unos a√Īos y este era el √ļnico cigarro que se fumaba en casa, y yo con ese recuerdo tan presente.…

  • Thoughts

    Las Malas Personas

    Mi padre se r√≠e de m√≠ cuando me sale la vena punky. Dice que yo, que leo tanto sobre crecimiento personal y el¬†karma, deber√≠a saber mejor que otros que la mala leche solo trae mala leche. Y cuando me dice esto me¬†jode fastidia un mont√≥n. Ahora solo me va a entender el g√©nero femenino, pero viene a ser lo mismo que cuando te enfadas¬†con raz√≥n y alg√ļn hombre te dice¬†“¬Ņqu√© te pasa?¬Ņtienes la regla?” Y si, tienes la regla. Pero tambi√©n tienes raz√≥n. Odio (si, es una palabra muy fuerte) a las malas personas. No las puedo soportar. Sacan la poca rabia que hay en m√≠ hasta el punto que…