Books

Tres pisos, Eshkol Nevo

Los mayores errores entre las personas ocurren porque una de las partes no tiene paciencia para esperar a que la otra parte madure.

De noche, me fascina pasear por la calle y verme rodeada de pequeñas ventanas de esos pisos que, poco a poco, van iluminándose. Cada ventana una vida (o unas cuantas). Con sus alegrías, sus retos, sus fracasos… Con enfados, esperanzas y desilusiones. Amor, desamor, caricias y discusiones. Somos tan pequeños y a la vez estamos tan llenos que imaginar tal intensidad en tan poco espacio, a veces abruma.

Esta fue la razón principal de terminar con este libro en mis manos. Tres pisos. Tres partes. Cada piso una historia, un mundo.
Después me di cuenta del autor, Eshkol Nevo. Lo descubrí este mismo año con su Simetría de los deseos y me gustó la originalidad de su narrativa, su juego con el emisor del mensaje. Veo que es su sello identitario porque en Tres pisos sigue sorprendiendo, esta vez, jugando con el canal. Cada vecino encuentra su particular manera de confesar sus penas, sus miedos, sus enfados y algún pecado. Porque aquello que no es confesado se queda dentro, se enquista y ahoga. Pero… ¿qué pasa si no tenemos a nadie que nos escuche?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *